América Latina debe prepararse para resaca de la crisis financiera de EE.UU.

América Latina debe prepararse para la resaca de la crisis financiera de Estados Unidos que afecta también a los mercados de todo el mundo, advirtieron varios expertos en el centro de estudios Diálogo Interamericano, en Washington.

Latinoamérica ha experimentado un crecimiento económico sostenido en los últimos años que, por la crisis, se verá ralentizado durante el próximo año, alertó el vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Santiago Levy.

"2009 será un mal año", dijo Levy, "aunque si se toman las medidas adecuadas, éstas permitirán preservar la capacidad de crecimiento de la región en 2010", agregó.

Levy participó junto con el ex director para América Latina del Fondo Monetario Internacional (FMI) Claudio Loser en una mesa redonda que analizó cómo afectará la crisis a la región.

América Latina, coincidieron en señalar, notará los efectos de la crisis en las exportaciones, lo que sumado a la dificultad para acceder a los mercados financieros internacionales se traducirá en una ralentización del crecimiento de la región.

Por ello, Levy pidió prudencia a los Gobiernos latinoamericanos para evitar que otros "efectos internos" de los países puedan agravar sus consecuencias.

Consideró que las instituciones financieras multilaterales tienen un papel fundamental, y recordó el plan de medidas anunciado por el BID, la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Fondo Latinoamericano de Reservas para poner a disposición de los gobiernos de esa región 10.700 millones de dólares.

Esa inyección monetaria será un impulso para la región antes de que la crisis impacte en sus economías, que, según Loser, también verán reducidos los ingresos procedentes de las remesas enviadas por los inmigrantes.

Las remesas son la principal fuente financiera para algunos países latinoamericanos y un pilar fundamental para millones de familias.

"América Latina va a tener que obtener liquidez de forma importante", manifestó.

El efecto no será igual en todos los países, dependerá de su relación con las economías extranjeras, pero recomendó a todos los países que refuercen el sector exterior para evitar caer en el déficit.

Los gobiernos latinoamericanos tendrán que hacer un esfuerzo "ayudando a los exportadores con impuestos bajos y reforzando el apoyo a los sectores que crean trabajo", señaló.

El impacto en América Latina, dijo, "no va a ser terrible pero va a ser duro".

Esta experiencia llevará a las economías a "reforzar sus políticas fiscales, a no confiarse y a volver hacia políticas más ortodoxas", agregó el ex director del FMI para la región.

Loser consideró que la crisis estadounidense "ha sido un choque financiero", y lamentó que no haya habido suficiente supervisión para evitar que se llegara a esta situación.

0 comentarios: