Blíndese contra el riesgo

Asegurar los bienes inmuebles y muebles no es sólo asunto de grandes compañías, las pequeñas empresas tampoco están exentas de los siniestros. ¿Qué asegurar y qué deben tener en cuenta las empresas a la hora de tomar una póliza de seguros?, averígüelo.

De acuerdo con Hollman Ortiz, representante de la firma Ortiz Izquierdo Abogados, hoy, muchas empresas deciden correr el riesgo de no asegurar, pues aún prima el paradigma de que implica una gran inversión económica, sin embargo cuando ocurre un siniestro el costo que deben asumir es mucho mayor, tanto, que son varias las compañías que pueden llegar a desaparecer.

Ortiz recomienda que al tomar la decisión de asegurar la compañía, antes de elegir la póliza es importante contar con una asesoría de un corredor de seguros o un experto en el tema, lo que permitirá conocer los tipos de riesgo que tiene la empresa, que varía según la actividad económica.

No existe un modelo de póliza única, al decidirse por una, los empresarios deben leer con detenimiento los riesgos a los cuales realmente quedan amparados, y tener claridad del porcentaje del valor que cubre la aseguradora, pues éste depende del riesgo.
Las aseguradoras no cubren nunca el 100% del valor total del bien asegurado. En el caso de bienes como portátiles, cámaras fotográficas o de filmación, que tienen una alta siniestralidad, el valor que se cubre es de entre el 30% y el 50%.

Por otra parte, Ortiz dice que no es lo mismo asegurar bienes muebles a inmuebles, pues en caso de un incendio y solo tener amparado lo segundo, la aseguradora no deberá responder por los elementos de producción que hacían parte de la compañía.

Así mismo cada póliza tiene unas excepciones, las cuales deben quedarle claras a quien asegura sus bienes. Por citar un ejemplo, no cubren daños ocasionados por guerras internacionales.

Hollman Ortiz señala que algunas de las pólizas de gran interés para las compañías son:

• Contra Incendio y terremoto: Son esenciales para todas las empresas. En el caso del riesgo de incendio, son más propensas las compañías que trabajan con combustibles o las que tienen una gran cantidad de material almacenado.

• Contra robo: Es un seguro que tiene gran demanda. Al adquirirla se debe tener claro si cubren los robos ocasionados con violencia y también los que incluyen desapariciones de los elementos sin el uso de la misma.

• Lucro cesante: Es importante para las empresas del sector editorial, en donde la producción depende de rotativas y para otras industrias en donde se necesita de una máquina para producir. Cuando dejan de funcionar reciben a través de la aseguradora un dinero para que no pierdan en demasía su utilidad, mientras se repara la máquina o se adquiere una nueva.

• Responsabilidad civil: Ampara contra daños ocasionados a terceros.

Al adquirir una póliza

Muchas personas aseguran sus bienes por un valor inferior (infraseguro) al real para que la póliza salga más económica lo que puede ser contraproducente, en caso de presentarse algún siniestro, la persona deberá asumir una suma más alta de la que es.

De igual forma, otros aumentan el valor de sus productos, pensando que las aseguradoras asumirán una cantidad de dinero mayor a la pensada, pero éstas antes de responder por los productos hacen un análisis minucioso sobre el valor de los bienes. (Fuente: misionpyme.com)

0 comentarios: