El amor real entre consumidores y marcas: nueva tendencia del marketing

Vivimos en una nueva economía y la forma de hacer negocios y marketing debe cambiar. Está comprobado que la emoción lleva a la acción, mientras que la razón conduce a cuestionar y comparar.

Lo que cualquier marca desearía tener y sólo unas pocas lo tienen: el amor. El real amor de los consumidores a sus marcas favoritas es el estado del arte del mercadeo y la publicidad, y uno de los retos más difíciles de lograr por las organizaciones.Vivimos en un mundo de comodities, hoy llegan a serlo tanto los productos como las marcas y lo complejo de este problema es que en una época turbulenta y llena de innovación y tecnología, parece que no hay cambios en la forma de hacer publicidad y comunicación.
Si los tiempos cambian, las herramientas que soportan los negocios deberían cambiar, pero hoy al igual que hace 5, 10 o 15 años la publicidad y el marketing parecen no cambiar.

La razón es simple en el mundo de hoy; competido, lleno de productos similares con poca o ninguna diferenciación las únicas 2 cosas que pueden crear diferencia son; construir marcas sólidas con base en la búsqueda de que los consumidores se enamoren de éstas y entregar valor agregado más allá del producto y servicio.

El problema es que hoy una marca recibe servicios de diferentes empresas de marketing entre las que se encuentran las agencias, las compañías de BTL, de mercadeo relacional, de relaciones públicas, de Internet, entre otras, y esto conduce a una distorsión total, ya que cada empresa lucha por lograr una tajada de los presupuestos de mercadeo de los anunciantes y ofrecen creatividad y ejecución trabajando de una forma separada y no sincronizada.

En otras palabras en el mercado casi no existen integradores reales de servicios totales de mercadeo y publicidad ya que cada uno se ha especializado en su core business, y cuando trabajan integrados normalmente no hay un líder o una compañía líder que tenga creativos y ejecutivos que entiendan a profundidad cada disciplina de marketing.

Adicionalmente, muy pocas empresas que ofrecen servicios de mercadeo y publicidad pueden integrar realmente a 360º, por lo general cada disciplina trabaja por separado y no logra crear convergencia e integración entre ellas mismas.

Otro aspecto es que el foco de las marcas se concentra en crear top of mind y top of heart, pero en la mayoría de los casos sólo logra crear TOM, ya que para enamorar a un consumidor se debe trabajar en un proceso que funciona de la misma manera como la relación que establece una pareja en el proceso del amor.

Entonces, ¿Cuál debe ser el proceso para lograr que los consumidores se enamoren de las marcas?

1- Etapa de atracción – química (es la misma etapa de notoriedad y relevancia de marca, pero con un enfoque dado en influenciar las emociones de los consumidores, que lo conduzcan a actuar y a entregar su información que permitan conocerlo).

2- Etapa de diálogo. (Una vez un cliente es atraído y entrega información de su perfil e intereses, se puede iniciar un diálogo que permita crear confianza para fortalecer la relación).

3- Etapa de entrega de valor. (Las marcas deben buscar formas de diferenciarse entregando a sus clientes propuestas de valor, que hagan que este se sienta importante, diferente y especial, para luego lograr el enamoramiento.

4- Etapa de enamoramiento - lealtad. (El amor es ciego y eso es lo que se debe conseguir, que los clientes crean firmemente en su marca y la utilicen permanentemente). (Fuente: Infomercadeo)

0 comentarios: