Cuáles son los 5 consumidores que definen la compra durante una recesión

La mayoría de los hogares modificaron los hábitos de compra y ahora las familias van al supermercado con otras pretensiones. Se cuida más el dinero y se privilegia el ahorro.

Un informe de Nielsen revela con qué perfiles de clientes se podrán encontrar las marcas frente a las góndolas.Los fabricantes de productos de consumo masivo se encuentran frente a un nuevo desafío. El agitado clima que vive la economía y la actitud de prudencia que adoptan los consumidores al momento de hacer la compra, los obliga a comprender la mente del cliente con más precisión.
Entender cuál es la razón por la cual eligen algunos productos y desisten de otros requiere de un largo tiempo de observación, ya que el fin del boom del consumo trajo aparejado cambios a la hora de tomar decisiones, y el cliente es cada vez más racional.

De acuerdo a un estudio sobre hábitos y comportamiento de los compradores realizado por el área de Consumer Research de la consultora The Nielsen Company, los consumidores adoptan una de entre cinco actitudes específicas al momento de efectuar la compra de una categoría de consumo masivo.

“Conocer la mecánica de cambio de estas mentalidades puede ayudar a los fabricantes a conservar su participación de mercado en el punto de venta”, comentan en la consultora.

De este modo, en algunas categorías los compradores no utilizan demasiada energía en la decisión de compra, mientras que en otras los compradores buscan información sobre los productos de manera activa.

Los cinco protagonistas
De acuerdo a la investigación, cinco tipo de consumidores definen la compra frente a la góndola. Estos son:

* Piloto automático indiferente: son consumidores que realizan la compra en piloto automático, pero muestran bajo apego a las marcas en relación con estos productos. No dudan en cambiar de marca si sus productos preferidos no están disponibles.

* Piloto automático intermitente: son consumidores que realmente se interesan por estas categorías y no quieren correr riesgos. Encontraron su área de confort y no son propensos al cambio de marca.

* Browser: Compradores que buscan variedad y son permeables a los estímulos propios del local de venta. Les gusta estudiar productos y se toman el tiempo necesario para sopesar las ofertas de la góndola.

* Impulsado por Buzz: Compradores con alto grado de compromiso con la categoría, receptivos a la información, incluso la buscan activamente. Novedades, publicidad, innovación y estímulos del local tienen gran impacto sobre ellos.

* Motivado por ofertas especiales: la comparación de precios y las promociones dominan la elección de este tipo de consumidor. Ante la ausencia de nuevas propuestas innovadoras.

Más ahorro y menos lujos

Por otro lado, Nielsen investigó que ante la situación actual de los mercados alrededor del mundo el cambio de hábito también se manifiesta en la administración del dinero. De esta forma, y según una encuesta a más de 25.000 consumidores en más de 50 países alrededor del mundo, el ahorro toma un protagonismo fundamental en los hogares.

Reacción de las marcas

En este escenario, las marcas de consumo masivo deben tomar algunas precauciones y estar atentas a los clientes.

En todos los escenarios, seguir ofreciendo ofertas y descuentos, adaptarse a las necesidades de manera rápida y eficaz, son condiciones básicas para sobrevivir a la crisis.(Fuente: Infobaeprofesional.com)

0 comentarios: