Cómo hacer un uso efectivo de las redes sociales

Este artículo de Clickz argumenta que mientras los medios sociales suponen sin duda una extraordinaria herramienta para la promoción de un servicio, producto, web...La integración en los mismos es solamente el primer paso y no garantiza ni mucho menos la difusión deseada. Recoge cinco errores comunes que se pueden cometer al empezar a utilizar las redes sociales, y cinco consejos para remediarlos.

1. Dar por hecho que nuestros amigos o seguidores verán un post. El mayor error en los medios sociales es dar por hecho que todos los admiradores o seguidores suscritos a nuestra página (p. ej. de Facebook o Twitter ) son nuestro público y que cada vez que publicamos algo debemos contabilizarlos a todos como si fuesen impresiones. Simplemente, ese no es el modo en que las personas utilizan los medios sociales. Alguien que contabilizamos como seguidor de nuestra página podría entrar tan solo una vez al mes. O, quizá, es admirador/a de otras 175 páginas y nuestro post pasa desapercibido entre una avalancha de otros post.

Consejo: observar el aumento en la cifra de seguidores y prestar atención las estadísticas más detallada que proporciona Facebook. Eso nos dará una mejor perspectiva del compromiso que estamos generando desde nuestra página.

2: No tener en cuenta las superposiciones entre redes: Cuando hablamos de admiradores y seguidores, otro gran error es contabilizarlos por duplicado. No sumar el número de personas que siguen nuestra marca en Twitter con el número de personas que están suscritas a nuestro canal de YouTube. Hay muchas posibilidades de que un gran porcentaje de ellos sean los mismos.

Consejo: insertar una encuesta corta en una (una sola) de nuestras páginas y preguntar a la gente si están conectados a nosotros desde múltiples sitios. Esto nos podría dar un buen porcentaje de personas para, a continuación, reducir la cifra global en una cantidad razonable y obtener una cuenta más precisa.

3: No contabilizar los clics: Cada vez más sitios de comercio electrónico están utilizando sitios como Twitter y Flickr para dirigir el tráfico. La mayoría d ellos sitio que hacen esto afirman que funciona extremadamente bien. O, más bien, creen que funciona extremadamente bien.

En realidad no lo saben porque no están contando el verdadero número de clics que sus iniciativas están generando en los medios sociales. Simplemente, dejan caer URLs en los tweets y listo. No tienen ni idea de si el post, en realidad, genera algún valor real.
Consejo: utilizar una URL más corta como bit.ly para realizar un seguimiento de los clics que se generan.

4: No tener en cuenta el valor de las búsquedas: Los medios sociales y las búsquedas convergen cada día más. El mes pasado, lo primero que hacíamos en la página principal de Twitter era acceder con nuestro nombre de usuario y contraseña. Ahora, lo primero que hacemos en la página principal de Twitter es buscar. De hecho, tenemos que hacer clic para poder introducir nuestro nombre de usuario y contraseña. Por lo tanto, para medir el valor que estamos generando a partir de los medios sociales, debemos pensar en cómo aparece nuestra marca en las búsquedas. Nunca sabemos cuando un consumidor introducirá el nombre de nuestra marca en un motor de búsqueda social y tomará una decisión en función de lo que aparezca. Si solo prestamos atención a lo que la gente está diciendo en este momento, estamos perdiendo gran parte del valor.

Consejo: utilizar herramientas como SocialSeek que nos permiten ver una imagen bastante completa de todos los sitios en los que se menciona nuestra marca y almacenar esos datos.

5: Centrarse en los seguidores: Cuando medimos la actividad en línea, tendemos a centrarnos a la cifra más sencilla de obtener. En los medios sociales esa cifra es la de amigos, admiradores o seguidores. El problema de esa cifra es que, al igual que otras cifras sin procesar, es engañosa. ¿Por qué? No tiene en cuenta las características del medio. Pulsar un botón para seguir o convertirse en una cara es muy sencillo y apenas tiene consecuencias para el consumidor, por lo que lo hacen muchas veces. Es difícil, si no imposible, determinar si alguien se ha hecho admirador de nuestra marca porque quiere tener noticias nuestras e interactuar con nosotros o si fue algún antojo pasajero. Podemos ver aumentar la cifra de admiradores, pero eso no significa necesariamente que hayamos creado mucho valor.

Consejo: prestar mucha atención a (y tomar nota de) las personas que responden a nuestros post: las personas que comentan, responden o se implican en discusiones. Esas constituyen el subconjunto más valioso.

Como balance final de las mediciones en los medios sociales: verdaderamente estamos en las primeras etapas y hay muchas luces brillantes que nos distraen, pero el mayor error de todos, por supuesto, es no medir.(Fuente: Euroresidentes)

0 comentarios: