La velocidad, clave del éxito

Recuerdas cuando la clave del éxito de una empresa era su tamaño? La más grande poseía la mayor cantidad de poder y así aplastaba a las pequeñas. Parecía algo injusto.

Por suerte, el mundo está cambiando y - como dice Rupert Murdoch - la nueva clave para el éxito es la velocidad. Y esto nos brinda algo de balance, ya que no todas las compañías son grandes, pero todas si pueden ser rápidas.

El tiempo es dinero

Velocidad clave del Exito Empresarial. La mayor limitación de cualquier empresa y que generalmente es pasada por alto suele ser la falta de tiempo. Este es el cuello de nuestra botella y donde todo el rendimiento se atasca. Por lo tanto, solucionar este problema como primera prioridad representaría la opción más eficiente; solo después de resolver esta limitación sería productivo abordar los problemas restantes.

"El mundo está cambiando a gran velocidad. Ya no será el más grande quien venza al más pequeño. Será el más VELOZ quien vencerá al más lento" Rupert Murdoch

El objetivo de una compañía es producir o vender, y cuanto más rápido se puedan efectuar estas actividades, más dinero se ganará en menos tiempo. Con estos datos, podemos deducir que el tiempo es dinero. A propósito, cuanta más pequeña sea una empresa, más fácilmente se podrá acelerar sus actividades.

¿Qué pasos puedo tomar para agilizar y acelerar mi negocio?

Perfecto: ahora podemos tomar pasos para efectivizar cambios concretos.

Naturalmente, al adoptar una mentalidad que aprecia la rapidez, serás más receptivo a tomar las oportunidades que se te presenten - por ejemplo, conducir reuniones de manera virtual en lugar de personalmente y actualizar tu software. Pero esto no es todo, y tampoco es suficiente.

Lo más valioso que puedes hacer es delegar y subcontratar ayuda. Idealmente, tus tareas que no sean primordiales podrán ser delegadas. Estas pueden incluir marketing online, contaduría, hacer las compras, dejar tu ropa en la tintorería, y responder correo.

Si inviertes tiempo reclutando empleadas eficientes y entrenadas, liberarás mucho tiempo de alto valor y a su vez ahorrarás grandes cantidades de dinero.

Esto ocurrirá no solo porque tu negocio fluirá con más velocidad y eficiencia, sino también porque lo que le pagues a una asistente por hora será menos de lo que tú ganas por hora, entonces esa tarea ahora te costará mucho menos dinero

Así se pueden lograr objetivos más rápidamente - a través de la delegación y subcontratación de personal que se ocupe de las tareas que estén desperdiciando tu tiempo y dinero.

Con esta ayuda profesional, encontrarás libertad para focalizarte en las prioridades de tu empresa sin distraerte con detalles de poca importancia pero que pueden tardar días, semanas, o más en resolver o terminar.

¿Ya has delegado tareas de esta manera? ¿De qué forma(s) ha mejorado tu negocio?
(Fuente: Por Bárbara Langer)

0 comentarios: