Las claves de las palabras clave

Para muchos SEO, el proceso de seleccionar las palabras claves de un sitio es poco más que anotar palabras en una lista. Como un exceso de tecnología se podría llegar a armar una lista en una planilla de cálculos.

Pero, la máquina generadora de palabras clave sigue siendo algunas herramientas online, y el discernimiento personal para seleccionar las que nos “parezcan” más adecuadas. Y “parezcan” es la palabra clave aquí.
El criterio dominante para la selección de palabras clave es predominantemente la relación entre palabra y volumen de búsqueda. Pero hay mucha más tela para cortar en este asunto. Una alternativa, a menudo dejada de lado son las “long tail keywords”, o frases clave, en vez de palabras clave. La característica de las frases clave es que, por lo general, concentran bajos niveles de búsqueda. La suerte de los sitios que usan frases claves es dispar. Para algunos las mismas representan sólo un minúsculo porcentaje de sus conversiones, mientras que para otros sitios, las conversiones de las frases clave alcanzan más del 80%. Esto demuestra que el volumen de búsqueda no siempre es representativo del éxito que una keyword tendrá para nuestro sitio.

He aquí algunas herramientas que nos permitirán llevar el análisis de nuestras keywords a otro nivel. Encuestas a los usuarios. Simplemente preguntarles cómo buscan los productos y servicios que usted ofrece, por qué medios llegan a los sitios que ellos frecuentan. Para lograr esto, simplemente puede dejar planteada la pregunta en varios foros de discusión, y esperar a ver los comentarios.

Defina sus palabras claves por grupos de categorías. Véalo más bien desde el punto de vista de la industria más que desde la perspectiva de su propio sitio. Los usuarios ¿buscan por marca, por modelo, usando frases en vez de palabras claves individuales, en qué idioma buscan –por ejemplo “social media” o “redes sociales”-, etc.?

Una vez que tenga la lista de palabras clave, pase a aglutinarlas por grupos de pertenencia. Imaginemos que usted se dedica a la venta de equipo deportivo y accesorios para la práctica de actividades físicas. Un grupo de palabras clave podría ser “Aparatos de gimnasia”, y dentro del mismo encontrará “cintas caminadoras”, “mancuernas”, “pesas”, “bicicletas fijas”. Otro grupo de palabras podría ser “Suplementos nutricionales”: “Vitaminas y minerales”, “píldoras para quemar grasa”, “bebidas energizantes”, etc. En un tercer grupo podría agrupar “Ropa para gimnasia”, es decir “mayas de lycra”, “sudaderas”, “pantaloncillos”, etc…

De esta manera, tendrá tres –o más, según el caso- grupos de palabras, cada uno de los cuales dará origen a una landing page distinta, con muchas posibilidades de anchor texts. Este es un claro ejemplo de por qué es necesario diseñar el sitio en base al contenido, y las palabras clave, y no tratar de adecuar nuestras palabras clave a la estructura del sitio. Es decir, es enormemente más efectivo si los nombres de las distintas secciones del sitio responden a las palabras clave más buscadas que si tratamos de destacar estas palabras clave populares forzándolas a entrar en nuestras categorías predeterminadas.

La red semántica es mucho más que pensar en textos y palabras clave. Es una nueva arquitectura que ha llegado para quedarse, y está cambiando la forma en que construimos nuestros sitios.(Fuente: vpa-internet)

0 comentarios: