El poder de un mensaje subliminal

¿Qué son?, ¿cómo procesamos las ideas?, ¿estos mensajes deben ser utilizados en marketing? Éstas y otras preguntas las responde un estudio.

El efecto de los mensajes subliminales siempre ha sido motivo de cuestionamientos por parte de la ciencia y de la publicidad.Aquellas imágenes que vemos de forma tan corta, que casi no nos damos cuenta, pueden resultar determinantes a la hora de guiar nuestras acciones y conductas.

Con motivo de dar una aclaración correcta a este tema es que Emotion, la revista de la Asociación Estadounidense de Psicología, realizó un estudio para saber si procesamos inconcientemente la información emocional de estos mensajes.

La conclusión señaló que al mirar estos mensajes las personas detectan de mejor forma la información que tiene un valor negativo que aquella positiva.

"Ha habido mucha especulación sobre si la gente puede procesar inconscientemente la información emocional, por ejemplo de fotografías, rostros y palabras" declaró la profesora Nilli Lavie, quien dirigió la investigación.

Y explica que "en nuestro estudio demostramos que la gente sí puede percibir el valor emocional de los mensajes subliminales y que la gente están mucho más compenetrada con las palabras negativas".

El estudio

La investigación consistió en mostrarles, por pocos segundos, palabras ocultas en una computadora a 50 personas.

El tiempo de aparición era tan corto que los participantes no podían leer las palabras de forma conciente.

Había términos positivos, como feliz, flor y paz; otros negativos como agonía, asesinato; y otros neutrales como oreja, caja y tetera.

Los científicos pidieron a los participantes que después de ver cada palabra la clasificaran como neutral o emocional -ya fuera positiva o negativa- y también debían decir qué tan seguros estaban de su decisión.

Así, descubrieron que los participantes respondían con más precisión cuando se trataba de palabras negativas, incluso cuando pensaban que solamente estaban adivinando la respuesta.

Sobre esto, la experta indica que “es claro que existen ventajas evolutivas que nos hacen responder rápidamente a la información emocional".

Además, agrega que "no podemos esperar a que nuestra conciencia reaccione cuando vemos a alguien corriendo hacia nosotros con un cuchillo o si estamos manejando en condiciones de lluvia o neblina y vemos una señala que dice peligro”.

En esta línea, la profesora cree que las imágenes subliminales podrían tener grandes implicaciones al momento de transmitir mensajes publicitarios o de anuncios del servicio público ya que tendrían un impacto mucho más rápido.

A modo de ejemplo, indica que “mate la velocidad” es mucho más efectivo que el clásico “disminuya la velocidad”.

"Y de forma más controvertida, poner de manifiesto las cualidades negativas de un rival podría ser, a nivel subliminal, mucho más efectivo que proclamar nuestros propias virtudes", concluye.

Otras posturas

La opinión de Nilli Lavie no es compartida por otros expertos, quienes señalan que hasta ahora no hay evidencia certera de que los mensajes subliminales funcionen en el mundo real.

"Ciertamente muchos países alrededor del mundo tienen leyes que prohíben el uso de mensajes subliminales en televisión" dice, por ejemplo, el psicólogo Paul Buckley, experto en mercadotecnia de la Escuela de Administración de Cardiff.

"Y nadie hasta ahora ha sido capaz de mostrar algún ejemplo en el que un mensaje subliminal haya funcionado. Así que desde un punto de vista práctico, esto probablemente no refleja lo que podría ocurrir en la vida real", agrega el profesional.

Sobre los mensajes subliminales

La primera vez que alguien usó estas palabras fue en el año 1957. El investigador de mercados, James Vicary, dijo que mensajes cortos e intermitentes en un cine de Nueva Yersey habían sido causantes directos de que el público comprara mas gaseosas.

En 1958 la práctica fue prohibida en el Reino Unido, Estados Unidos y Australia; sin embargo, James Vicary admitió en 1962 que había falsificado los resultados de su "estudio".

En 1972 en tanto, la ONU declaró que estos mensajes eran una amenaza a los derechos humanos, a pesar de no tener evidencia certera.

Lo mismo piensa la Ofcom, la oficina reguladora independiente de las industrias de comunicación en el Reino Unido.

El organismo señala que "las estaciones de telecomunicaciones no deben utilizar técnicas que exploten la posibilidad de transmitir un mensaje a los espectadores y oyentes o de tratar de influir en su mente, sin que éstos estén concientes o totalmente concientes de lo que está ocurriendo".

¿Qué crees tú? ¿Son prácticas de las que se puede valer el mundo publicitario o realmente se trata de acciones que van en contra de los derechos de las personas?(Fuente: Altonivel)

0 comentarios: