Los 5 puntos clave del éxito comercial

A continuación os presentamos los cinco puntos clave para conseguir el éxito comercial. Algunos seguro que os parecerán muy obvios, pero por experiencia, no todo el mundo los tiene en cuenta y aplica. Son cinco puntos, todos con la misma importancia, por lo que el orden no es la clave.

1. Mima a tus clientes

El coste de captar nuevos clientes es siete veces superior al de mantener a uno existente. Los clientes te quieren mientras les mimes, en cuanto bajas la guardia estás en peligro. Esto puede suceder por tres cosas: la competencia es feroz, se olvidan que existimos y/o la rotación de personas es muy alta y nuestra persona de contacto desaparece.

Por ello, hay que mantener siempre encendida la “llama del amor” comercial. Porque a fin de cuentas la relación con nuestros clientes no deja de asemejarse a la relación de pareja: hay que cuidarlo, felicitarlo, realizar seguimiento, gestión de contactos, preguntarle cómo se encuentra, qué necesita, como le podemos ayudar…

El cliente quiere sentirse querido (como todos).

2. Una queja es un regalo

Ahora más que nunca, es clave para cualquier negocio escuchar a nuestros clientes y atenderlos en todo momento, porque como dice uno de nuestros libros favoritos de J.Barlow y C.Moller “Una queja es un regalo”. Es preferible que si el cliente está descontento nos lo diga y se sincere con nosotros, dándonos así la oportunidad de razonar, argumentar con él el problema. Y evitando así que éste no nos lo diga, pero no vuelva nunca más o no nos renueve el contrato y…encima hable mal de nosotros!. Un ejemplo bien fácil y que seguro que a todos nos ha pasado: si voy a un restaurante y no me gusta uno de los platos que me sirven, puedo callarme y no volver más al restaurante, o comentarlo con el camarero y quizá consiga que me lo cambien por otro. De esta manera, mi experiencia con ese restaurante cambia totalmente.

Si se nos quejan, si les damos la oportunidad para que nos hablen, comenten, también será la oportunidad, el regalo para nosotros porque así podremos argumentar el porqué se hace así o no. Ya que como sabemos, hablando se entiende la gente.

3. Be water my friend.

Es el momento de ser flexible y apostar por la creatividad. No seamos uno más. No seamos una empresa de productos (o servicios) sino una empresa de CLIENTES. Por tanto, es vital analizar a cada cliente, sus necesidades, objetivos y en función de ellos, ofrecerle aquella propuesta totalmente adaptada (con los mejores y más adecuados ingredientes de que dispones).

4. Sin gestión comercial no hay resultado

¡Muévete!, el mercado ha cambiado mucho. Sal a la calle, gestiona, visita, date a conocer, toma el pulso al mercado, desayuna con tus clientes o come con ellos. Los contactos, las relaciones personales son claves, por lo que “nunca comas solo” (como bien explica k.Ferrazzi en su libro del mismo título).

Eso sí, acción y gestión comercial planificada para optimizar al máximo los escasos recursos de que disponemos. Pon atención e intenta detectar las necesidades de tus potenciales clientes. Haz un buen seguimiento y el éxito es cuestión de tiempo. Recuerda: El comercial que pasa demasiadas horas en su silla, no conseguirá los resultados esperados.

5. Internet, fuente inagotable de contactos

Internet y las redes sociales ayudaran a TODAS las empresas en su gestión comercial. Y decimos a todas, porque es clave tener presencia en Internet. Si no estás, si no formas parte del mundo on-line, del mundo digital, tu negocio camina hacia la obsolescencia. ¡Ponte las pilas! (Fuente: Isabel Salvador)