Marketing: La importancia del tráfico calificado

En primer lugar, deberíamos aclarar qué entendemos por tráfico calificado: son esos visitantes con mayores probabilidades de convertirse en clientes.

Queda claro entonces, que lo deseable es tener tráfico calificado, en lugar de simples visitantes. Cabe plantearse una pregunta, entonces. ¿Queremos ser visitados por una gran masa de personas, o por un menor número de visitantes pero cuyas visitas se traduzcan en un mayor número de ventas?
La segunda opción es la más conveniente, si el objetivo de la página es vender productos y servicios, y explicaremos por qué. Debemos tener esto en cuenta a la hora de definir nuestras estrategias de marketing online.

Cada visitante que nos llega a nuestra página no es gratis. Parecería que sí, pero si analizamos fríamente, las estrategias que asumimos para lograr mejores métricas tienen un costo. Aunque no paguemos por las herramientas que empleamos, simplemente el tiempo que empleamos nosotros, o un empleado o consultor que nos ayuda, ya implica un gasto de dinero. Por eso, tener un sitio web no es gratis. Y la única manera de compensar los gastos que siempre existirán, es lograr rédito de nuestros esfuerzos, concretamente, alcanzar mejores conversiones, y cerrar más ventas online.

¿Dónde conseguir tráfico calificado, es decir con la máxima afinidad por los productos y servicios que comercializamos? Las redes sociales son un buen primer paso. La característica más destacable de las redes sociales (principalmente Twitter y Facebook) es que permiten aglutinar usuarios por perfiles de interés. Es decir, se crean comunidades online de usuarios que “piensan” de manera similar, tienen valores afines, y en consecuencia, sus preferencias de consumo también serán análogas. Comenzar una estrategia de SMM –Social Media Marketing- es entonces el primer paso que deberemos dar.

Los directorios nichos son adecuados para penetrar en nuestro target, de forma eficaz. Conviene siempre mantener una política de sumisión del sitio a este tipo de portales, que suelen derivar visitas de manera constante, a la vez que aportan valiosos enlaces entrantes.

Definir adecuadamente nuestras palabras clave también contribuirá a acercarnos a la audiencia más potable en términos de concreción de ventas. Por ello, revisar periódicamente la performance de las palabras clave será el camino más seguro para descartar aquellas que presenten bajos niveles de conversiones, e incrementar la promoción online de los términos más redituables en cuanto a ventas logradas. Cabe destacar que, en término medio, una de cada dos personas que consultan en internet sobre un producto o servicio terminan concretando la transacción. Solo debemos asegurarnos de que un alto porcentaje de estos usuarios que consulten lleguen a nuestro sitio. (Fuente: vpa-internet)