Marketing y Publicidad online: Conoce a tu Público Objetivo

Hoy quiero hablar del concepto de público objetivo. Muchos conoceréis este término que designa a nuestros clientes potenciales, es decir, a aquellos que en un momento dado pueden sentirse atraídos por nuestros productos o servicios, y contribuir a nuestro desarrollo empresarial. Son, a fin de cuentas, la clave para evolucionar.

Todos buscamos captar la atención de estos consumidores. Es cierto, pero: ¿qué es mejor, conocer quién es nuestro público objetivo o saber cómo se comporta ese cliente potencial? Soy de los que pienso que la solución a esta cuestión se encuentra más en intimar con el público que en saber a donde debemos apuntar.

Conociendo al vecino podremos llegar a él con más facilidad y certeza de acierto. Por ejemplo, si nuestro público objetivo son los jóvenes, saber que entre los 15 y los 24 años nos encontramos más abiertos a la publicidad online, es más que recomendable que nos ayude a plantear estrategias de comunicación (estudio realizado por Experian).

Este mismo estudio anota que los mayores siguen siendo seguidores de los panfletos, los dípticos y los folletos en papel en general. De nuevo, el efecto que causa lo material es mayor en las generaciones no digitales.

En Internet es bastante sencillo conocer dónde se encuentra el público objetivo de tu producto o servicio. La red de redes funciona como catalizador especializado de aficiones, y las plataformas sociales propias de la Web 2.0 son la herramienta perfecta para estos colectivos. Antes de disparar a cañonazos con prespuestos publicitarios elevados, creo que es más efectivo repartir recursos en canales especializados.

No se trata, por tanto, de conocer específicamente quién es nuestro cliente (a fin de cuentas esta tarea es bastante sencilla de conseguir), sino de saber cómo se comporta ese cliente en su día a día, que lugares habita en el territorio real y en el virtual, para poder "conectar" allá donde se encuentre ganando la mayor efectividad posible. Os recomiendo que os paréis a hablar con los clientes sobre ellos mismos. Ganaréis seguro. (Por: Emilio Marquez Espino - Fuente: puromarketing.com)