6 formas de captar a tus consumidores online

Uno de los principales conceptos de social media es “enganchar” a tus potenciales consumidores con tus productos o servicios, la pregunta es....

¿Cómo poder enganchar a mis consumidores cuando hay tanto contenido por la web?Aunque parezca complicado, en realidad hay muchas formas de hacerlo:

1. Arranca con un blog: ya sea personal o para la compañía, un blog es una de las mejores herramientas para poder captar consumidores. Escribe tus opiniones, análisis de tu industria o recomendaciones. Poco a poco vas a ir formando una audiencia de consumidores leales y potenciales, recuerda no “vender” porque los vas a espantar.

2. Haz una encuesta: te puede ayudar para varias cosas. Pregúntale a tu audiencia si el contenido que estas generando se puede mejorar, sobre qué quieren que escribas. Recuerda que tu blog en realidad no es tuyo sino de tu audiencia, si se sienten incluídos en el proceso, vas a conseguir más lectores leales.
3. Pídele a un lector que escriba: una buena forma de enganchar a más consumidores y además recompensar a los más fieles.

4. Escoge 3 redes sociales: hay muchas y si te unes a cada una de ellas no vas a poder tener horas en el día para actualizarlas. Define dónde quieres tener presencia y maximiza esas.
5. Escribe sobre un caso real: a la gente le gusta aprender sobre las experiencias de otras personas. Una buen forma de hacerlo es presentando un caso real dónde puedes plantear el problema, como lo resolviste y que aprendiste.

6. Responde a los comentarios: no tienes que hacerlos con todos los comentarios, sobre todo aquellos que son: “muy buen post!” Pero si alguien se tomó el tiempo de dejar un comentario sobre lo que escribiste, no pierdas la oportunidad para iniciar una conversación.

Aprovecha para trasladar todas las relaciones que has construído a través de las redes sociales a relaciones físicas, invita a un grupo de tus consumidores o lectores a hacer una pequeña reunión en un café, intercambia opiniones e historias y disfruta del día de descanso. (Fuente: smaltam.com por Christian Lisogorsky)