El desarrollo del ecommerce y el factor social

Interesante desglose ofrece Fernando Polo en su blog respecto a las opiniones de algunos "expertos" a propósito de la poca injerencia que alcanzará Facebook dentro del ecommerce, pronosticando -con la solvencia que los años en el mundo de los negocios por Internet le otorgan- justamente lo contrario.

Lo mencionamos para acercar hasta ustedes, las -a mi parecer- acertadas precisiones que hace refiriéndose al factor social como detonante del ecommerce masivo, y vaya que si un competidor lleva ventaja en el terreno es Facebook y sus 600 millones de usuarios. Sus señalamientos son (refiriéndose a esta red social en particular, pero aplicable a las diferentes estrategias de social media marketing):

1.- El consumidor ya era social. La gente tiende a informarse a través de conocidos y amigos antes de comprar, y suele recomendar -o no- los productos y servcios utilizados. Y ser social es una de las virtudes esenciales de la web 2.0.

2.- Lo social es real y trasciende el Off y el On. Ya no podemos (ni debemos) distinguir entre virtual y real. Menciona Fernando que las experiencias combinadas on y off son mucho más emocionantes que las que dejan de lado uno de los dos ámbitos: la mezcla de información online en la mano (cada vez más a la mano con el empleo de los smartphones), y las experiencias de compra se vuelven definitivas en la influencia de la web 2.0 en las compras por Internet.

3.- Las empresas como Facebook se empeñarán en ello. ¡Es su modelo de negocio! ¿Por qué hay abierta pelea de los anuncios de Facebook contra los AdWords de Google? Porque los primeros pretenden canalizar las horas de navegación en sus páginas para acercarte lo más posible a una compra. Recuerda que ellos tienen la tecnología, pero tú -nosotros- les estamos la información y no te asustes el día que veasen un barra lateral de anuncio el banner al producto/servicio que amaneciste con ganas de adquirir.

4.- La funcionalidad social en el eCommerce aporta transparencia. El que haya personas "de carne y hueso" opinando acerca de productos y servicios aporta confianza en el momento de la compra, no se diga cuando esas personas se encuentran entre tu circulo de amigos -o de contactos, como quieras llamarles-. Cada vez más tiendas online se inclinan e inclinarán a incorporar ratings y opiniones, para así no quedarse atrás. Y si has comprado en línea, como ha sido mi caso, sabrás de la importancia que tienen las opiniones positivas respecto a lo que deseas adquirir a diferencia de aquello que no lo tiene.

5.- La integración incrementa las oportunidades de venta. Se le empiezaa conocer como social shopping a la integración de canales propios de venta online con canales externos sociales. Ya es posible que un usuario compre tu producto sin que lo hagas salir de Facebook. Hasta hace un año ello sería equivalente a temor, ahora para muchos les puede resultar más fiable que hacerlo incluso desde el sitio web del proovedor.

Hay aún mucho camino por recorrer pero es evidente que el que avance primero el camino llevará ventaja sobre los que permanezcan cavilando sobre las posibilidades de éxito tanto del ecommerce como de su integración con canales sociales. La decisión es tuya. (Fuente: winred.com)