Factores que contribuyen al éxito en la estrategia digital

Cuando nos enfrentamos a elaborar nuestra estrategia de marketing, a la hora de integrar el entorno digital la realidad es compleja.

Hoy en día la inmediatez de la comunicación y la gran velocidad con la que se desarrolla la tecnología nos hace enfrentarnos a escenarios de mercado cambiantes, a nuevas formas de consumo y a nuevos comportamientos en nuestros consumidores, a una comunicación bidireccional y en definitiva a un cambio de modelo de actuación.
No obstante, dentro de este marco, sí podemos identificar una serie de factores que contribuyen al éxito a la hora de establecer nuestras estrategias digitales:

1. El producto o servicio: la definición correcta de éstos, y se adecuación al público objetivo (¡de toda la vida!), se presenta como uno de los factores estratégicos claves. Cuanto más afinemos con la audiencia a la que dirigimos nuestro producto, más probabilidades de éxito.

La SEGMENTACIÓN se presenta como el punto de partida fundamental en la actualidad, dado que las audiencias se reparten en muchos y muy diferentes canales. Ya no llegamos a millones de potenciales consumidores en un canal; hoy en día, construimos nuestros nichos de público en muy diversos medios, y cuanto más profunda sea la segmentación, más reducimos el riesgo de que nuestro mensaje se pierda, más ajustados los costes, más respuesta podremos obtener. En internet podemos hacer cualificación de clientes de forma sencilla, y adecuarnos mucho más al público potencial. La evolución tecnológica nos facilita la labor de segmentación y cualificación de nuestros clientes y prospects.

Es importante además la estructura de costes de cara a la estrategia del modelo de comercialización y a los soportes online necesarios para hacerlo. Ésta es la primera clave de cualquier modelo online.

2. Tecnología: además de la gran ventaja que supone para esta segmentación, en el ámbito tecnológico es importante trabajar en cómo nuestros sistemas optimizan la experiencia del cliente en todas las áreas; en la actualidad, la tecnología permite que los usuarios estén informados, naveguen de forma sencilla, elijan, comparen, conozcan la experiencia de otros usuarios, compren de manera sencilla y su experiencia se complete offline. Ya sea nuestra web, pensada para el usuario y para los buscadores, pero también para una correcta gestión de catálogo de productos y campañas, integrada con ventas, facturación, logística, atención al cliente… o nuestros sistemas internos, que nos permitan ese conocimiento de los clientes que necesitamos, y faciliten la gestión empresarial global.

Además, nuestra forma de comunicar debe adaptarse al medio. Los medios digitales nos permiten llegar a una comunicación muy personal. Utilizar los canales digitales como mero altavoz, de la misma forma que se utilizaban los medios masivos, no nos proporcionará mejores resultados.

3. Analizar, analizar, analizar: fundamental el análisis de nuestras acciones online, teniendo como premisa los objetivos planteados a priori, y siempre teniendo el ROI en la horizonte. Esta medición no siempre será sobre acciones cuantitativas, pero sobre acciones destinadas a branding u otro tipo de objetivo cualitativo es igual de importante ese análisis posterior, en base a una serie de métricas adecuadas que nos permitan una valoración interna de los resultados. Mucho se habla hoy en día de la difícil medición de las acciones en redes sociales; en este campo, aún en ciernes y evolucionando de manera vertiginosa, se deben establecer KPI’s más allá del número de fans o followers que permitan medir nuestra actividad, y sobre todo, como ya ha sido mencionado, tener muy claros los objetivos que queremos conseguir con nuestras acciones en cada red social (crear comunidad, imagen de marca, conseguir registros…)

Es importante además intentar en la medida de lo posible estar al día de la evolución de los medios y canales para no perder capacidad de adaptación y potencial comunicador.

4. 1% de inspiración, y 99% de transpiración: ya lo dijo Thomas Alva Edison; uno de los grandes factores, es trabajo, trabajo y trabajo. El genio vendrá dado por la práctica, el conocimiento de las acciones ya realizadas, el estar cerca de tus clientes, la experiencia, y el estar día a día trabajando en ello.

Este artículo es un extracto de una de las sesiones de Pedro Renter, Sudirector General en Ulises Interactive / Grupo Planeta y profesor ICEMD de Plan de Marketing Digital, en el Programa Superior de Marketing en Internet y Publicidad Digital en BARCELONA (Fuente: Pedro Renter, Sudirector General en Ulises Interactive)

1 comentarios:

Blanca dijo...

Muy buen aporte.