¿Es Apple víctima de su propio éxito?

La empresa se reinventó tras el lanzamiento del iPad, sin embargo es talla penetración de su tableta que la empresa de Steve Jobs está teniendo problemas para cumplir con la demanda.

En un año, las ventas del iPad de Apple crecieron 183%. Esto ha sido un motivo de preocupación para la compañía de Jobs, ya que empieza a tener problemas con los inventarios y la capacidad de producción.

El vicepresidente de Apple, Peter Oppenheimer, aseguró que la firma “ha vendido todos los iPads que podía hacer". Por su parte, el director de operaciones de la empresa, Tim Cook, ha dicho que “las iPad han sido una absoluta locura".

Hacia finales de junio, la página especializada ITweb citó una declaración del distribuidor Core Group, que aseguraba que Apple estaba experimentando una escasez mundial de iPads y estaba trabajando en la solución del problema.

Apple no puede cumplir con la demanda, señala ITweb, por lo que tendrá que comenzar a planificar la distribución regional del dispositivo para asegurarse de que los mercados maduros tengan acceso a las tabletas.

Algunos especialistas apuntan que esta demanda podría provocar que los precios del producto se disparen, debido a que tendrían que ser importados de otros mercados mientras que la empresa se las ingenia para reabastecer sus pedidos.

En condiciones normales de mercado, la gente simplemente no podría pagar las iPad o lo pensaría dos veces. Esto a la larga debilitaría las ventas y las ganancias de la propia empresa.

iPad, el producto estrella

El gigante tecnológico Apple ha reinventado la industria y la forma en que se consume la información a través de sus innovaciones. Gracias a la introducción del iPad, las grandes compañías luchan por mejorar sus modelos y vencer en el mercado de las tabletas; sin embargo, la compañía de Steve Jobs sigue siendo la líder indiscutible.

Los especialistas en tecnología predicen que las tabletas superarán las ventas de computadoras de escritorio en 2015, aunque hay otros cálculos más optimistas que esperan el cambio para 2013. Todo gracias a la popularidad del iPad.

La segunda versión de este dispositivo se lanzó al mercado en abril, y sólo en su primer fin de semana se vendieron entre 400,000 y 600,000 unidades. Desde entonces se han vendido 14 millones de iPads en total. Estas cifras también superan las ventas de laptops Mac, uno de los productos insignia de la empresa, las cuales sólo representan la mitad de los productos comerciados en la empresa.

Las reglas aplican para todos… menos para Apple

Pese a estos resultados aterradores, Steven Ambrose, director general WWW Strategy afirma que aunque una falta de stock sería muy perjudicial para otras marcas, para a la firma de Steve Jobs no, pues el iPad tiene el “factor cool” que lo hace ser un producto muy solicitado, pese a su precio; el valor de la marca es tal que la gente está feliz de esperar.

El verdadero peligro para Apple se centra en la expectativas que los nuevos modelos del dispositivo tendrán que cumplir, pues el consumidor espera que las tabletas sean aún más rápidas, más duraderas y más innovadoras.

Un paso en falso para cumplir estas expectativas podría ser fatal para la compañía, lo que la convertiría en víctima de su propio éxito.

Ambrose también señala que otro factor a favor es que el iPad no tiene competencia real, pese a que otros fabricantes han lanzado dispositivos como el Galaxy de Samsung y PlayBook BlackBerry.

Lo cierto es que los minoristas venden 30 iPads por cada tableta con Android.

Dentro de todo, este es un buen problema para cualquier compañía... Siempre y cuando el posicionamiento de sus productos sea tal que la carencia de unidades en los puntos de venta no afecte su imagen -y por el contrario, beneficie- ante el consumidor. (Fuente: Altonivel)

0 comentarios: