El 71% de los compradores de productos electrónicos se informa antes por internet

Internet es ya el recurso número uno cuando se trata de conocer y valorar los productos electrónicos. Un 71% de los compradores utiliza la red como fuente principal de información a la hora de decidir sobre la adquisición de uno de estos dispositivos. En este contexto, la publicidad online se ha configurado como una influencia clave y muy especialmente Microsoft Advertising, donde las marcas pueden acceder al 66% de los potenciales compradores. Según el estudio New Shopper Journeys, elaborado por Microsoft y Carat, el consumidor de hoy está abierto a diversas opciones y se toma su tiempo antes decidirse. De hecho, un 31% comienza a pensar en la compra al menos un mes antes de que ésta se produzca. El informe, basado en las respuestas de 19.000 compradores en 17 países, entre ellos 1.031 españoles, ha investigado las etapas del proceso de compra y qué factores influyen en cada una de las fases.

Impulso previo a la compra: entre internet y los amigos
A la hora de tomar la decisión de adquirir un producto electrónico, el consumidor se ve influenciado, primero, por la publicidad (38%), especialmente por los anuncios que visualiza en internet (13%) y la televisión (13%) y, en menor medida, por revistas (9%).
Lo observado en los puntos de venta (33%) y el “boca a boca” (33%) juegan también un papel fundamental en esta etapa inicial, especialmente la información obtenida de amigos y compañeros (26%). También las visualizaciones o lecturas ejercen su influencia en un 32% de los casos, a través de información y/o críticas online y, en menor número, de los periódicos.
Las newsletters, e-mails o cupones determinan la decisión inicial de una compra para el 25% de los consumidores.

La investigación es la clave
La gran mayoría de los consumidores (68%) que desea adquirir un dispositivo electrónico efectúa una investigación previa sobre el mismo. El comprador actual tiene la mente abierta y está dispuesto a tomarse su tiempo para elegir el producto más conveniente. De hecho, casi un tercio (31%), emplea al menos un mes para decidirse.

En este contexto, internet es la fuente fundamental de información para el 71% de los europeos. En el entorno web, son más decisivos los datos obtenidos de los “bought media” (incluyen todo tipo de publicidad pagada), considerados por el 73% una buena fuente de información e inspiración, que los contenidos propios o los ofrecidos por terceros.
Así, el rol de las plataformas de publicidad online es decisivo de cara a la decisión final: un 66% de los compradores potenciales están expuestos a

Microsoft Advertising (Hotmail, Messenger, MSN), un 58% a Facebook y un 42% a Yahoo.
Pero, al margen de la influencia indiscutible de la red – o de forma complementaria- las personas de nuestro entorno también resultan una fuente de valor para el 44% de los usuarios. En mucha menor medida, el comprador se encuentra con la clave que determina su compra en su visita a los puntos de venta (28%), en algo visto o leído (28%), en anuncios o patrocinios (26%) y, finalmente, en newsletters o panfletos y cupones (17%).

Una decisión casi inamovible
En el momento de adquirir un producto electrónico, la influencia que ejerce el punto de venta es mínimo. De hecho, sólo el 13% de los consumidores escoge una marca diferente a la que había previsto. Sin embargo, 1 de cada 4 (24%) emplea su teléfono móvil cuando está de compras, fundamentalmente como herramienta para comparar precios. El modo de compra escogido por la mayoría de consumidores sigue siendo offline (77%). La elección de un minorista concreto viene determinada, en este orden por: los precios y la disponibilidad de marcas (61%), la proximidad (40%), la calidad de los productos disponibles (36%) y las promociones (31%). También en el caso de las compras online los precios y disponibilidad de las marcas son los valores prioritarios (77%), pero se suman la rapidez del envío (48%), un bajo coste de los gastos de envío (47%) y la calidad de los productos (43%).

Y después, ¿qué?
La información que se genera durante un proceso de compra individual no termina en el momento en que se adquiere el producto, sino que produce un “eco” on y offline.
Así, el 38% de los compradores debate sobre la compra con amigos, compañeros y familiares o les recomienda la marca (31%) o bien el minorista (17%). Determinados consumidores trasladan además su experiencia a la red a través de críticas online (4%) o blogs (3%), o mencionan la compra en la actualización de estado de una red social (2%).

Microsoft Advertising como plataforma clave
Dos de cada tres consumidores de este tipo de productos están expuestos a Microsoft Advertising, más que a cualquier otra plataforma online. La influencia de Facebook en este sentido alcanza al 58% de los usuarios, un 42% en el caso de Yahoo.
Dentro de Microsoft Advertising, la plataforma que presenta un mayor rendimiento publicitario es Hotmail con un 76%, aunque Messenger y MSN han probado también su enorme eficacia (70%). (Fuente: marketingdirecto.com)