Hombres vs mujeres: ¿cómo llegar a ambos mediante una estrategia de marketing online?

El marketing online, desde hace mucho tiempo, ha estado muy enfocado hacia los hombres debido a su temprana adaptación al uso de internet y a la idea generalizada de que las mujeres no pasarían horas totalmente interesadas frente a la pantalla de un ordenador. Sin embargo, los tiempos han cambiado y los vendedores se han dado cuenta de que el marketing ha sido igualmente importante en la generación de ventas y reconocimiento de marca paraa los hombres y para las mujeres . Este artículo, publicado por Full Trafic, explora las diferencias en el uso de internet entre hombres y mujeres y cómo el marketing ha cambiado para llegar a cada género.

¿Cómo utilizan internet los hombres y las mujeres?

Para entender cómo ha cambiado el marketing, es importante comprender cómo utiliza cada uno la web en su vida diaria. Por ejemplo, los hombres son más propensos a leer las noticias, utilizar los servicios de viajes, leer los deportes, comprar a través de subastas en línea, crear contenido, descargar música y crear negocios online. Las mujeres, por el contrario, generalmente se enfocan al aprendizaje de la información de salud y buscar grupos de apoyo. Esta información proviene de un estudio de investigación de Pew que data de 2005. Sin embargo, mucha de esta información sigue siendo válida hoy en día.

El panorama del uso general de la web se ha disparado en la última década debido a las tecnologías Web 2.0, redes sociales, plataformas de intercambio de fotos y otros sitios web dedicados a entretenimiento e información. Para los vendedores, según las plataformas y las necesidades de cada género, supone una decisión difícil el cómo orientar las campañas de publicidad.

Comercialización online para los hombres y mujeres : las diferencias

Los hombres y las mujeres piensan de manera diferente y toman sus decisiones en base a sus propias convicciones y la forma en que sus cerebros están organizados. A continuación les ofrecemos una serie de diferencias sobre cómo el marketing ha evolucionado entre los dos géneros y por el uso de internet. Los hombres generalmente basan sus decisiones en la lógica y en buscar hechos y no buscan titulares exgerados. Los hombres son mucho más propensos a comprar un producto si los detalles aparecen claros y las características sobre un producto o servicio son compartidas en lugar de preferir que sea resaltado el valor emocional.

Las mujeres se centran en la conexión emocional de una campaña de marketing y cómo pueden afectar a su vida las promesas de la campaña. Los factores desencadenantes de compra para las mujeres se centran generalmente en torno a un enfoque personal para compartir una imagen de su valor personal y conectarse con sus emociones y, no estrictamente, centrado en las especificaciones y características de un producto o servicio.

Los hombres son mucho más fieles a las marcas y, a menudo, se quedarán con una compañía y sus productos durante un largo periodo de tiempo. Las mujeres son muy activas en la comparación de compras y en buscar gangas en lugar de comprar una marca anterior que fue comprada en el pasado. Los hombres se preocupan mucho por su tiempo personal y por tratar de comprar los productos tan pronto como sea posible. Las mujeres suelen tener más tiempo para determinar el valor de los productos.

Los hombres, por el momento, están interesados en el poder, mientras que las mujeres van en busca de seguridad. Los mensajes de marketing deben apelar a cada uno de estos deseos a través de sus mensajes y sus imágenes para tocar en cada uno de los puntos que atraen a ambos sexos. Los hombres son muy competitivos y tratan de comprar productos y servicios que les den una ventaja sobre los demás. Las mujeres son mucho más compasivas y con frecuencia buscan productos y servicios que benefician a varias personas dentro de su círculo.

Los hombres generalmente basan sus decisiones de compra en las decisiones de otros, mientras que las mujeres suelen utilizar las recomendaciones de amigos para ayudarse en sus decisiones. La comercialización, en este sentido, debe centrarse en mostrar críticas y opiniones que ayudarán a ambos sexos a comprender los procesos que han llevado a otros consumidores a comprar determinados productos y servicios. Cada uno debe ser adaptado y seleccionado para alcanzar el género individual sobre la base de esta diferencia en el uso de internet y el marketing.

En el gran esquema de factores, el marketing ha tomado un giro dramático hacia las mujeres, en general. Aunque los hombres a menudo proporcionan la principal fuente de ingresos para una unidad familiar, son sus quienes mujeres, a menudo, toman las decisiones de compra. Recientemente, los juegos online y los medios sociales y sitios web de redes como Facebook han cautivado a los que se quedan en casa, es decir, las madres (y algunos padres), por lo que también se está empezando a insertar publicidad en los juegos. Así que para llegar a ambos géneros, las campañas deberían centrarse en las reacciones lógicas y emocionales de hombres y mujeres, al mismo tiempo que deberían centrarse en los sitios web que ambos sexos visitan con frecuencia. (Fuente: marketingdirecto.com)