S-Commerce: convirtiendo “likes” en “buys”

Diferentes estudios avalan que el s-commerce (social commerce) tendrá un incremento exponencial en los próximos años, pero la realidad es que en España, por el momento, muy pocas empresas tienen una estrategia decidida para dar el salto del e-commerce al s-commerce.

Pero ¿qué es s-commerce?, ¿pueden las redes sociales potenciar las decisiones de compra de un usuario?.

s-Commerce no es vender en las redes sociales únicamente, significa que el usuario tenga una experiencia de compra social, bidireccional, donde es motivados a la compra por comentarios de sus amigos/familiares o miembros de una comunidad a la que pertenezcan. Y además el usuario puede verse beneficiado por descuentos acumulables para próximas compras en función del número de contactos a los que recomiende el producto adquirido; descuentos que, en segunda derivada, se pueden incrementar con otros adicionales en función de las conversiones en compras por parte de contactos de las anteriormente mencionadas recomendaciones. Una socialización de descuentos siguiendo el clásico esquema Member Get Member que, apoyado en la viralidad de las redes sociales, puede abrir nuevos horizontes a la venta online, con el único peligro de erosión a un canal tradicional para el que habrá que buscar mecanismos de compensación.

Además, las empresas tienen un reto y es cambiar su manera de actuar actual donde básicamente usan los medios sociales para dirigir tráfico a su web y sí, con los datos y capacidad de segmentación que permiten estos medios, poder ofrecer al usuario productos acordes a su perfil (y/o al de sus contactos), proponer ofertas personalizadas e invitar a que las comparta y valore, y sobre todo, deben ofrecer una experiencia de compra distinta a la que ya tienen en otros canales online y offline. Todo esto invirtiendo en esfuerzos para dar continuidad a la relación con el cliente y crear fidelidad con una buena gestión de dichos datos recogidos (s-CRM).

En España son ya varias las empresas del sector turístico (el más maduro en temas de comercio electrónico y marketing digital) que apuestan por el e-commerce -tales como Barceló o Riu- integrando motores de reserva en sus perfiles corporativos de Facebook. Pero son sólo los movimientos iniciales de los primeros pioneros. Es en USA donde nos encontramos con experiencias mucho más avanzadas, como por ejemplo Delta, la primera compañía del mundo en socializar su motor de reservas ya a finales de 2009; P&G, que probó a comercializar sus pañales Pampers a través de Facebook en un piloto en el que consiguió vender 1.000 packs a 9,99$ en menos de una hora; Disney, que vendió anticipadamente las entradas para el estreno de Toy Story 3 a través de redes sociales; o Starbucks, que ha socializado el uso de su tarjeta de fidelización permitiendo por ejemplo que invites a un café desde Madrid a un amigo que está en un establecimiento de la cadena en New York.

Pero quizás el ejemplo más reciente puede ser el de la nueva película musical Andy X, sobre la vida de Andy Warhol; recién lanzada el pasado 22 de febrero, en el 25 aniversario de la muerte del genio, cuesta 6.99$ y se puede comprar a través de Facebook, pero se puede obtener un centavo de descuento por cada amigo al que se la recomiendas. Y es que no cabe duda de que el futuro del comercio electrónico es social. (Fuente: marketingdirecto.com)

0 comentarios: